Reseña de "Hacia la belleza", de David Foenkinos

"El Museo de Orsay, en París, es una antigua estación. El pasado deposita así una huella insólita en el presente. Entre los Manet y los Monet, podemos dejarnos llevar e imaginar los trenes llegando en medio de los cuadros. Ahora los viajes son de otro tipo. Quizás algunos visitantes vieron a Antoine Duris aquel día, inmóvil en la plaza de la entrada. Parece caído del cielo, estupefacto de estar allí. Estupefacción, esa es la palabra que mejor puede caracterizar su sensación en ese instante".

Cada nuevo trabajo del francés David Foenkinos despierta una enorme expectación, sobre todo en el momento actual, pues ha dejado el listón muy alto con sus últimos trabajos, "Charlotte", de 2015, y "La biblioteca de los libros rechazados", de 2017. Sus libros no se han resentido, ni mucho menos, de que haya bifurcado su carrera, dedicando mucho tiempo al cine, en su faceta como guionista ("Lola y sus hermanos", de 2018), y realizador (adaptó él mismo a la pantalla "La delicadeza", su trabajo más conocido).


Alfaguara publica en España "Hacia la belleza", en edición en tapa blanda, de 208 páginas, que sale a la venta al precio de 17,94€. También está disponible en versión para descargar para Kindle, por 9,49€.


Sinopsis de "Hacia la belleza", el retrato de Jeanne Hébutherne


París. Antoine Duris acude al Museo de Orsay, donde ha concertado una cita con Mathilde Mattel, jefa de recursos humanos. Ésta anda necesitada de un nuevo vigilante para las salas de las pinturas, pero se queda boquiabierta con el recién llegado, pues aunque aspira al puesto, se trata de un profesor de la Academia de Bellas Artes, especialista en Modigliani, que incluso tiene cierto prestigio en su campo. Pero ha decidido dejar la docencia, de la noche a la mañana sin motivo aparente, pues aduce que necesita estar sentado entre las pinturas. 


Fascinada, Mattel decide darle una oportunidad, asignándole a la sala de Modigliani, donde a veces le sorprende hablando en voz baja al retrato de Jeanne Hébutherne, la novia del pintor, que tuvo un destino trágico. 



Reseña de "Hacia la belleza", arteterapia como cura… temporal

Como cabe esperar, el autor hace gala de "la delicadeza" que caracteriza a su estilo sensible y lírico. En uno de sus volúmenes más inspirados, David Foenkinos reflexiona sobre el sentimiento de culpa, y realiza una apología de la arteterapia, pues habla del poder curativo de la belleza, que tiene una capacidad de hacer olvidar los problemas del ser humano, si bien la conclusión viene a ser que no los hace desaparecer del todo, sólo sosiega temporalmente al ser humano.


Trata del sentimiento de culpa, con párrafos cuidadosos, tan llenos de sensibilidad, que a veces sólo sugieren los aspectos más duros, cuando habla de temas terribles como la violación. De esta forma, un lector apresurado podría denostar el conjunto por presunta ligereza. Por contra, será muy apreciado por quienes sepan leer entre líneas, y valoren que se les trate con inteligencia. La trama está muy trabajada, con tramos que recuerdan a la literatura de misterio, lo que provoca que no se pueda dejar de leer.


Al igual que en el resto de su bibliografía, el autor dota de enorme humanidad a sus personajes; destilan personalidad propia tanto el enigmático Duris, como la intrigada Mattel, aunque la joven estudiante de arte Camille –que tiene gran importancia en la novela– recuerda a la pintora protagonista de "Charlotte" su volumen anterior, que también transcurría en el mundo del arte. Desde aquél parece haber tomado un punto de inflexión, pues ahora sus palabras parecen más dramáticas, y más trascendentes. 


En resumen, una lectura que merece mucho la pena, de lo mejor que se ha publicado recientemente.





No hay comentarios:

Publicar un comentario