Crítica de "Todo esto te daré", de Dolores Redondo, Premio Planeta 2016

"La llamada a la puerta sonó autoritaria. Ocho golpes seguros, rápidos, de quien espera ser atendido con diligencia. El tipo de requerimiento que jamás podría confundirse con la llamada de un invitado, de un operario o de un repartidor. Más tarde, pensaría que al fin y al cabo es así como uno espera que llame la policía".

En su 65ª edicion el Premio Planeta ha recaído en una novelista de enorme tirón, Dolores Redondo, que con la Trilogía de Baztán no sólo ha vendido más de 400.000 ejemplares, sino que además se prepara la adaptación al cine, y ha puesto de moda como destino turístico el valle donde transcurre la acción.

La donostiarra ha logrado el galardón con "Todo esto te daré", donde no abandona el género negro, aunque sí le da vacaciones (al menos por ahora) a la policía foral Amaia Salazar. (Marcos Chicot quedó finalista con "El asesinato de Sócrates"). Aparece en las librerías justo a tiempo para convertirse en uno de los libros recomendados para regalar en Navidad 2016 - 2017.

Planeta publica "Todo esto te daré" en edición en tapa dura con sobrecubierta, de 640 páginas. Ha salido a la venta al precio de 20,81€. También está disponible para descargar en versión para Kindle, por 12,34 €.

Sinopsis de "Todo esto te daré", investigación amateur

El escritor madrileño Manuel se entera de que su marido, Álvaro, que le había dicho que estaba en Barcelona, ha muerto en la Ribeira Sacra, en Galicia, tras un accidente de coche. Rápidamente se traslada al lugar, para identificar el cuerpo, y asistir al funeral.

Una vez allí, descubrirá que el difunto pertenecía a una familia noble, los Muñiz de Dávila, y poseía una fortuna de la que le ha nombrado único heredero. Aunque en un principio Álvaro quiere renunciar a todo, y huir del lugar, por el rechazo de su familia política, Nogueira, un guardia civil jubilado, y Lucas, sacerdote amigo de su marido, le pondrán tras la pista de que hay gato encerrado en el fallecimiento de este último.

Crítica de "Todo esto te daré", una novela que engancha

Algunos críticos han despotricado porque le hayan otorgado el premio a una autora por el momento de corta trayectoria, si bien la noticia ha sido mejor recibida por el público en general y apasionados de la novela negra. La autora cumple con lo que se esperaba mediante una obra amena que destaca por su falta de pretensiones.

Recupera el género de intriga a lo Agatha Christie, en cuyas novelas lo importante es quién fue el asesino y por qué. Tarda en arrancar, pues las primeras cien páginas se alargan en demasía. Pero después coge ritmo, hasta derivar en un tramo final bastante intenso, lo que engancha al lector.

Tienen también su interés las subtramas sobre la familia del fallecido, que recuerda a la de Amaia Salazar por sus secretos ocultos del pasado. La autora logra también una sugerente ambientación de tonos góticos en Galicia, lo que supone un homenaje al padre de la escritora, procedente de esta comunidad autónoma.

Trata asuntos de interés, como la impunidad de la que gozan algunos individuos por pertenecer a la clase alta, la corrupción, o la marginación de los homosexuales en el momento actual, cuando parecía que se habían superado prejuicios del pasado. La autora aprovecha que su protagonista se dedica a la escritura, para hablar del mundillo literario, con descripciones que deben tener bastante de autobiográficas, y que sin duda se convierten en uno de los elementos más interesantes del volumen.

Por sacarle algunos defectos, se puede argumentar que resulta reiterativa en algunos pasajes. De hecho, queda la sensación de que Dolores Redondo no ha dispuesto del tiempo necesario, por lo que le han faltado rematar el conjunto. ¿Se debe esto a la cercanía del plazo de entrega para el certamen?

Se excede en sentimentalismo, y su visión de Galicia resulta algo tópica. Tampoco le viene bien la sobredosis de personajes, que a veces no aportan nada, y simplemente alargan un relato que supera las 600 páginas sin necesidad. Algunos personajes deberían suprimirse, como el meloso sobrino, al que su tío le tiene encandilado, aunque le acaba de conocer. Dolores Redondo se luce sobre todo componiendo al protagonista, Manuel, traumado porque descubre de pronto que no conocía al hombre con el que compartía su vida. A veces más que homosexual parece demasiado femenino, pero resulta bastante creíble.

En caso de interés, se puede comprar en Amazon, pinchando en el enlace:

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario