Crítica de "Hombres desnudos", de Alicia Giménez Bartlett, Premio Planeta 2015

"Yo hubiera juzgado como natural otro tipo de reacción: celos por mostrarme desnudo ante otras mujeres, quejas por no pasar conmigo las noches de los viernes y sábados... Lo que no soporto es su censura moral, su miedo al qué dirán. Las ideas progresistas han volado. Lleva los prejuicios atados al cuello, como la pesada piedra de un suicida frente al río".

Tuvo mucha gracia Alicia Giménez Bartlett en su discurso tras enterarse de que había sido elegida vencedora de la LXIV edición del Premio Planeta. "Los galardones te los conceden; no los ganas. Ayer, sin ir más lejos, me llamaron de un supermercado para decirme que había ganado un secador de pelo", explicó la autora albaceteña.

Se trata de una gran especialista en literatura negra, conocida sobre todo por la serie de Petra Delicado, que comenzó en 1996 con "Ritos de muerte", y con la que ha contribuido a que en el género los personajes femeninos no se limiten a ser la víctima, o mero apoyo del protagonista. Pero también ha escrito varias novelas de peso fuera de este género, como "Donde nadie te encuentre", que reconstruye el periplo real de una guerrillera del maquis, con la que obtuvo el Premio Nadal en 2011.


Quienes conozcan su trayectoria, no se sorprenderán de que "Hombres desnudos" el libro con el que ha ganado el reconocimiento con mayor dotación económica en español, tenga una enorme carga social.


Planeta publica "Hombres desnudos (Premio Planeta 2015)" en edición de 480 páginas, en tapa dura con sobrecubierta. También se puede descargar "Hombres desnudos" en versión para Kindle, 


Argumento de "Hombres desnudos", la dama y el stripper

"Hombres desnudos" sigue los pasos de dos personajes. Por un lado Irene, una mujer al frente de una empresa heredada de su padre que ha acusado los efectos de la mala situación del país, recibe a su marido, abogado que trabaja para ella, que le explica que quiere romper el matrimonio, tras haber iniciado otra relación con una mujer más joven.


De forma paralela, Javier, profesor de Literatura de refuerzo en un centro educativo, es puesto de patitas en la calle por las monjas que lo dirigen. Mientras se alarga el tiempo que pasa en el paro, se estropea cada vez más la relación con su pareja, que continúa en su puesto laboral. Cuando Iván, un chico del extrarradio que trabaja como stripper al que acaba de conocer, le propone que trabaje con él, inmediatamente se niega. Pero después reconsiderará su decisión.

El encuentro entre Irene y Javier tendrá trágicas consecuencias.

Reseña de "Hombres desnudos", el precio de la igualdad

Se trata de una novela de peso, bien construida, con un lenguaje dinámico, escrita a base de monólogos de los personajes. Lo que ocurre se conoce en primera persona a través de los pensamientos de los dos protagonistas, Irene y Javier, pero también intervienen los secundarios, de forma brusca, sin ningún tipo de advertencia, lo que no supone ni de menos que el lector se vaya a perder. 

Con esta técnica Alicia Giménez Bartlett demuestra tener una enorme capacidad de observación, pues resultan bastante creíbles todos los que intervienen. Sobre todo se luce con el lenguaje de los mismos, aunque pertenezcan a distintas clases sociales. La filóloga de formación capta sobre todo muy bien la forma de hablar de los que son de clase alta, que mezclan vocablos cultos con expresiones de la calle, para hacerse las modernas.

Llega en el momento justo, pues estudia la España posterior a la crisis, cuando las consecuencias económicas han producido cambios de mentalidad que se creían imposibles. Los mismos afectados se sienten extraños cuando se dan cuenta de que su idealismo, que creían inmutable, ha desaparecido por una cuestión de necesidad.

Pero "Hombres desnudos" aporta sobre todo una inteligente reflexión sobre la situación actual de una sociedad que parece haber conquistado (con algunos puntos pendientes) la igualdad entre géneros, pero que a cambio vive un momento de desorientación, tanto de hombres como de mujeres. Por eso una empresaria que además atraviesa una decadencia económica, no encaja bien haber sido abandonada, no sabe cómo reaccionar. Y un profesor de literatura hasta entonces progresista desarrolla cierto complejo de mantenido, y acaba dando al traste con una relación que parecía ideal.

Tanto a ellos como a ellas les vendrá bien pensar sobre estos temas durante la lectura de esta novela. Sorprende continuamente con algunos hallazgos, por lo que resulta bastante grata.

Comprar online "Hombres desnudos"


Recomendamos comprar "Hombres desnudos" en Amazon.es, pues ofrece un servicio inmejorable, y una entrega rápida. Se puede hacer pinchando en el enlace.



"Hombres desnudos" en versión para Kindle

No hay comentarios:

Publicar un comentario