Reseña de "La templanza", tercera novela de María Dueñas

Tercer trabajo de María Dueñas tras "El tiempo entre costuras" y "Misión Olvido". En cierta forma, "La templanza" supone la gran prueba de fuego para la escritora manchega, pues es la primera obra que ha comenzado a escribir ya consagrada (sobre todo tras la exitosa emisión de la lujosa serie que adapta su ópera prima), y además, esta vez explora nuevos caminos, alejados de sus propias experiencias personales y de su familia.

Para reconstruir la época y los escenarios, la autora ha llevado a cabo un intenso trabajo de documentación. Por ejemplo, ha viajado muchas veces y casi en secreto a Jerez de la Frontera, donde transcurre prácticamente la mitad del libro.


Sinopsis de "La templanza", de María Dueñas, una nueva vida en Jerez

Siglo XIX. El acaudalado empresario minero Mauro Larrea, español que emigró a México con sus dos hijos tras la muerte de su esposa, recibe una mala noticia. El hombre que debía entregarle la maquinaria para explotar la mina Las Tres Lunas ha fallecido por el estallido de la Guerra Civil en Estados Unidos, mientras que el cargamento que debía entregarle ha desaparecido sin dejar rastro. Esto supone que Larrea está completamente arruinado.

Piensa que si se hace pública y notoria su caída en desgracia, pueden verse afectados su hija Mariana, a punto de dar a luz a su primer retoño con su marido, un rico heredero, y su pusilánime hijo, Nicolás, que también va a casarse con una joven de buena posición.

Decidido a volver a la cima partiendo casi de cero, Larrea le pide un préstamo a Tadeo Carrús, un viejo usurero con el que hizo negocios en el pasado que le impone condiciones muy duras. Viajará a La Habana, donde estudia diversas propuestas, hasta que el imprevisible resultado de una partida de billar hará que se traslade de vuelta a España, en concreto a Jerez de la Frontera.

Crítica de "La templanza", de María Dueñas, el indiano retornado

No defrauda María Dueñas. Cuenta a su favor entre otras cosas con un potente protagonista, el primero masculino de su bibliografía, prototipo del indiano de la época. Se le puede considerar el reverso de la ya legendaria Sira Quiroga, de "El tiempo entre costuras", pues si aquélla era una joven ingenua obligada a madurar, éste pretende recuperar la ilusión de su juventud, cuando ya es una persona talludita.

Como es habitual en sus libros, la autora compone unos secundarios apasionantes, de los que dejan huella, aunque sólo aparezcan en un par de ocasiones. Ocurre con Elías Andrade, apoderado del personaje central, que ejerce como su conciencia en la distancia, la astuta hija Mariana, el poco responsable Nicolás, la impredecible Carola Gorostiza, el anciano banquero Julián Calafat, y sobre todo la seductora Soledad Montalbo.

"La templanza" tiene dos problemas que podrían apartar antes de tiempo a algún lector. Cuenta con una trama muy bien urdida, como en sus escritos precedentes, pero que carece en cierto sentido del encanto especial de aquellas; se podría calificar como más fría, menos sentida. Y por otro lado, tarda en arrancar. La primera parte en México se sigue con interés, pero le falta tirón, y la segunda, en La Habana descoloca, pues no se sabe muy bien a dónde se quiere ir a parar (en realidad el desconcierto que sufrirá el lector va en consonancia con el que atraviesa el propio Mauro Larrea). Una vez instalado el personaje ya en Jerez, y tras integrarse junto a los empresarios de la zona, la entrada en escena de Soledad, y una sabia decisión, el libro coge fuerza, especialmente porque la descripción del negocio del vino de Jerez en la época, resulta tan fresca como apasionante.

Se pueden ya rastrear constantes autorales en una autora que todavía tiene mucho que ofrecer, pues vuelve a hablar de segundas oportunidades tras un cambio de localización geográfica. En esta ocasión tiene mucha importancia el azar, como fuerza que puede modificar radicalmente en poco tiempo el destino de las personas. Pero se agradece la búsqueda de nuevas vías, y que María Dueñas no se instale entre los numerosos autores que van a lo fácil, vendiendo una y otra vez el mismo material.

Planeta publica “La templanza”, en edición en tapa dura con sobrecubierta, de 515 páginas, que sale a la venta al precio de 20,81€. También está disponible en edición electrónica a 12,34€ .

No hay comentarios:

Publicar un comentario