Reseña de "Terra alta", de Javier Cercas, Premio Planeta 2019

"Sin conectar la sirena ni poner el destellante en el techo del Opel Corsa, Melchor conduce a toda prisa por las calles de Gandesa, que a esa hora están casi tan desiertas como las escaleras y pasillos de comisaría. Pero sólo casi: de vez en cuando, se cruza con un ciclista en traje de ciclista, con un corredor en traje de corredor, con un coche que no se sabe si vuelve de una larga noche de sábado, o empieza un largo domingo. Amanece en la Terra Alta".

Javier Cercas se caracteriza porque sus novelas mezclan realidad y ficción. Se luce cuando trata de entender posturas contrarias a la suya, pues por ejemplo siendo de izquierdas consigue describir con realismo a Rafael Sánchez Mazas, miembro fundador de la Falange, en "Soldados de Salamina", su novela más conocida. O intentó captar el punto de vista de la generación de sus padres, durante la Transición, en la memorable "Anatomía de un instante". En otro de sus mejores trabajos, "El impostor", consigue que se entienda por qué actuó sin ningún tipo de escrúpulos el sindicalista español Enric Marco Batlle, que se hizo pasar como superviviente de los campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Ahora, se diría que ha ido por senderos inesperados en "Terra alta", más en la línea de sus libros de ficción pura, como "Las leyes de la frontera" o "El vientre de la ballena". Con este título ha logrado el Premio Planeta 2019.

Planeta edita "Terra alta", en edición en tapa dura con sobrecubierta, de 384 páginas, que sale a la venta al precio de 20,80€. También está disponible en edición digital para descargar para Kindle, por 12,34€.


Sinopsis de "Terra alta", crimen en Gandesa

Como predice el título, la trama transcurre en Gandesa, capital de la comarca catalana de Terra Alta, escenario de los trágicos acontecimientos de la Batalla del Ebro. El agente de los Mossos d'Esquadra Melchor Marín formará parte del equipo de investigación del brutal asesinato de Francisco Adell, empresario que se ha hecho rico pagando sueldos paupérrimos, su esposa y una empleada doméstica que pudo ser testigo de los hechos. 

Felizmente casado, y padre de una niña, Cosette (como la hija de Jean Valjean en "Los miserables"), Marín no estuvo siempre del lado de la ley. Tras pasar una temporada entre rejas, por tráfico de drogas, ingresó en el cuerpo con una motivación muy concreta. Pero los de asuntos internos se han enterado de que falsificó su certificado de no tener antecedentes penales…

Reseña de "Terra alta", un nuevo impostor

Hasta cierto punto, el nuevo trabajo de Javier Cercas desconcierta, sin que esto tenga que ser necesariamente malo, es más, le habría resultado más sencillo al autor tomar el camino fácil. Sí que tiene conexiones con su obra anterior, pues suele narrar sus propias investigaciones en los híbridos entre ficción y realidad, de forma que no debería sorprender que se adentre en el terreno de la novela negra. Por si fuera poco, recupera algún que otro tema recurrente en su bibliografía, como las cicatrices de la guerra civil, o los personajes que se han reinventado, en busca de una nueva oportunidad, y sobre todo la construcción de una nueva identidad desde cero, como en "El impostor".

Sin perder su reconocible estilo literario, el autor parece haberlo aligerado, para hacerlo más propio del género, adscribiéndose además a las principales convenciones del mismo, pues aparece una escena del crimen, sospechosos, el equipo de investigadores, etc. Acierta sobre todo al intercalar dos subtramas, una en torno al crimen principal, y otra sobre el esclarecimiento del asesinato de la madre del protagonista, que posiblemente enganche todavía más. Ambas están muy bien integradas en la historia reciente de Cataluña, por ejemplo el protagonista se ve involucrado en la captura de los terroristas del terrible atentado de las Ramblas de Barcelona. 

Quizás Cercas ha construido los mejores personajes ficticios de su trayectoria. En concreto, se luce con Melchor Marín, un tipo marginal que cambió su vida tras una fortuita lectura en prisión de "Los miserables", de Víctor Hugo, pasando de delincuente a policía (de hecho podría dar lugar a una serie, una jugada muy propia de la novela policiaca), y Adell, teóricamente un ciudadano ejemplar, pero que en realidad carece de escrúpulos. Polos opuestos que en realidad sí tienen puntos de conexión. 

Ideal tanto para quienes sigan a este imprescindible autor como para aquéllos a los que no les haya convencido ninguno de sus libros. Uno de los más redondos títulos galardonados con el Planeta de las últimas décadas.

En caso de interés, se puede adquirir el volumen pinchando en los enlaces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario