Reseña de "La desaparición de Stephanie Mailer", de Joël Dicker

"Esa noche, Orphea inauguraba su primer festival de teatro y aquel acontecimiento, de alcance nacional, había atraído a un público considerable. Ya desde media tarde, los turistas y la población local habían empezado a agolparse en la calle principal para presenciar los numerosos actos festivos que había organizado el ayuntamiento. Los barrios residenciales se habían quedado vacíos de vecinos hasta tal punto que tenían pinta de ciudad fantasma: no quedaban paseantes por las aceras, ni parejas en los porches, ni niños patinando por la calle, ni había nadie en los jardines. Todo el mundo estaba en la calle principal". 

El francosuizo Joël Dicker (Suiza, 16 de junio de 1985) no sólo dio la campanada con su segundo libro, "La verdad sobre el caso Quebert" (galardonado con el Premio Goncourt des Lycéens, el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa, el Premio Lire a la mejor novela en lengua francesa), sino que revalidó el beneplácito de la crítica y de los lectores con "El libro de los Baltimore", lo que tiene bastante mérito, teniendo en cuenta que pese a ser una secuela, se alejaba bastante de la fórmula del exitoso libro anterior.

Sin embargo, ahora las expectativas estaban tan altas que el autor lo tenía bastante difícil para convencer.

Alfaguara publica "La desaparición de Stephanie Mailer", en edición en tapa blanda, de 656 páginas, que sale a la venta al precio de 21,75€. También está disponible en versión para descargar para Kindle, por 12,34€.




Sinopsis de "La desaparición de Stephanie Mailer", un caso del pasado 30 de julio de 1994. Los habitantes de Orphea, encantadora localidad costera en la región de los Hamptons, se preparan para la inauguración del festival de teatro. Sin embargo, el alcalde se retrasa al tiempo que Samuel Paladin busca a su mujer desaparecida. Ésta ha sido asesinada, junto al primer edil, y la esposa y el hijo de éste, posiblemente por haber sido testigo del asesinato. 

Tras una intensa investigación, los jóvenes policías neoyorquinos Jesse Rosenberg y Derek Scott dan con el culpable.

Dos décadas después, Rosenberg está a punto de jubilarse, y aunque el caso de 1994 está considerado uno de los grandes éxitos de su carrera, aparece Stephanie Mailer, brillante periodista que asegura que Dereck y Rosenberg se equivocaron de asesino, y que puede darles las pistas suficientes para resolver el caso. No llegará a desvelarles información, pues Mailer desaparece unos días después, dejando a los investigadores con serias dudas de que realmente acertaran.

Crítica de "La desaparición de Stephanie Mailer", un nuevo acierto
De nuevo Joël Dicker consigue enganchar, pese a sus enormes saltos espacio-temporales, pues siempre se sabe en qué punto de la narración estamos; el autor se luce con su gran especialidad, desentrañar oscuros misterios del pasado mediante lo que ocurre en el presente, regresando en esta ocasión al género de suspense, si bien se salta sus códigos habituales (aquí no hay escenas sangrientas ni el asesino es un psicópata que mata por placer), lo que resulta de agradecer. Cada uno de los capítulos alterna entre pasado y presente, y al principio de la novela siempre acaban en la cima, despertando el interés por seguir leyendo.

Sus personajes, pese a ser estereotipos de la pareja de policías, el amante simplón, el adolescente en conflicto con sus padres, o el periodista poco avispado, están llenos de matices y rebosan frescura, a diferencia de lo que ocurre en la gran mayoría de superventas. La trama está muy bien estructurada, como un mecanismo de relojería y logra atar muy bien todos los cabos. En ocasiones se acerca a la sátira y a la novela social. A lo largo de las páginas introduce numerosos homenajes a la literatura rusa.

Por contra, quizás queda la sensación de que está peor rematado que los dos relatos anteriores de Joël Dicker. Por ejemplo, se tiene que suspender la incredulidad cuando los protagonistas descubren detalles que les pasaron desapercibidos veinte años antes, pues no parece posible que no se dieran cuenta antes de lo que ahora resulta tan obvio. La redacción resulta demasiado sencilla, y tiende a no dar datos descriptivos, dejándolo todo a la imaginación de los lectores, lo que quizás se pueda considerar una de las marcas de fábrica del autor, pero que echará para atrás a los aficionados a la mejor Literatura. 

En cualquier caso, una de las novedades fundamentales de la temporada veraniega, que da lo que promete con creces.

Comprar online "La desaparición de Stephanie Mailer"
Recomendamos Amazon por la calidad del servicio, pero también por la rapidez en los envíos. En caso de interés por el libro, se puede adquirir pinchando en los enlaces.

  
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario