Crítica de "El domador de leones", de Camilla Läckberg, novena entrega de "Los crímenes de Fjällbacka"

"Había empezado temprano, así que se había ahorrado el episodio de vestir a los niños y llevarlos a la guardería, una tarea que se había convertido en una verdadera tortura, dada la transformación que habían sufrido los gemelos, que habían pasado de ser primores a parecerse a Damien, el niño de La profecía". 

Jean Edith Camilla Läckberg Eriksson, conocida como Camilla Läckberg es una de las más reputadas autoras suecas de los últimos años, junto con Henning Mankell, el fallecido Stieg Larsson, y Assa Larsson, sin parentesco familiar con el anterior.

"El domador de leones" supone la novena entrega de la saga "Los crímenes de Fjällbacka", que esta otra vez protagonizada por el matrimonio de investigadores formado por el policía Patrik Hedtröm y la novelista Erica Falck, que tratan de conciliar la resolución de crímenes con la atención a sus niños.

Este nuevo capítulo llegó a las librerías tres años después del anterior "La mirada de los ángeles". Además, han pasado ya once desde "La princesa de hielo", que inauguraba la serie.

Sinopsis de "El domador de leones", muerte en la carretera

La acción comienza durante otro de los terribles inviernos de Fjällbacka, donde la temperatura alcanza niveles polares. Una joven medio desnuda camina por el bosque nevado, hasta llegar a la carretera, donde es atropellada por un coche que no tiene tiempo de esquivarla

Alertan del suceso al comisario Patrik Hedström y sus hombres. Resulta que han identificado a la muchacha, Victoria, que desapareció sin dejar rastro  cuatro meses antes. Tiene marcas de brutalidad en su cuerpo y todo indica que ha sido víctima de un agresor reincidente. Por su parte, la esposa de Hedström, Erica Falck, investiga una vieja tragedia familiar relacionada con una muerte. Erica sospecha que la esposa del fallecido está ocultando datos.

Reseña de "El domador de leones", una Camilla Läckberg más oscura

Como cabe suponer, no defraudará a los incondicionales que esperaban como agua de mayo el nuevo trabajo de la nórdica. Ésta logra una vez más mantener la atención, tanto en los pasajes cotidianos (interesantes para quien no conozca la sociedad sueca), como en las secuencias truculentas, esta vez quizás más exageradas y violentas que en las obras anteriores, para asegurarse el volumen de ventas, de acuerdo con los parámetros de la moda.

Por este tono más oscuro, finalmente "El domador de leones" resulta ser uno de los mejores volúmenes de la serie de Fjällbacka. También por el intenso tramo final, apasionante, aunque quizás resulte fácil de predecir.

Aunque se trata básicamente de un libro para pasar el tiempo y poco más, trae consigo alguna que otra reflexión sobre las consecuencias de la violencia doméstica, no sólo machista, sino también de hijos a padres o los maltratos animales.

Maeva publica en España "El domador de leones", en edición en tapa blanda, de 400 páginas. También está disponible en edición digital.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario