"El peso del corazón", de Rosa Montero

“De pronto la realidad de pareció un velo pintado que podría rasgarse en cualquier momento”.
Rosa Montero (Madrid, 1951) había publicado once novelas, una de ellas de género fantástico ("Temblor", de 1990), antes de lanzarse a la ciencia-ficción con "Lágrimas en la lluvia", de 2011. Tras un paréntesis con "La ridícula idea de no volver a verte", más en su línea habitual, recupera a la protagonista de su relato futurista, la detective tecnohumana Bruna Husy, en "El peso del corazón" su nuevo trabajo.

De nuevo estamos ante un homenaje a "Blade Runner", el film de Ridley Scott que versionaba libremente el libro de Philip K. Dick "Sueñan los androides con ovejas eléctricas". La acción del díptico (al menos por ahora, aunque todo indica que habrá más títulos) se desarrolla en el siglo XXII, y recupera los temas del film, especialmente el paso del tiempo, la muerte y la búsqueda de la identidad.
"El peso del corazón" ha sido publicada por Seix Barral, en edición en tapa blanda de 400 páginas, que sale a la venta al precio de 19€. También está disponible en versión electrónica por 12,34€.
Sinopsis de "El peso del corazón", de dimantes y niñas
En esta ocasión, la detective Bruna Husky acepta resolver un caso aparentemente muy sencillo: el robo de un diamante. Pero se le irá de las manos cuando indaga un poco y da con la pista de una complicada trama de corrupción internacional que podría alterar el frágil equilibrio entre la Tierra y la dictadura religiosa de Reino de Labari, a pesar de que se supone que la guerra está erradicada.
Mientras trabaja en este asunto, la dura Husky se verá obligada a hacerse cargo de una niña rusa al borde de la muerte tras haber estado expuesta a la radioactividad.
Crítica de "El peso del corazón", el inexorable paso del tiempo
La propia autora declara que en realidad usa la ciencia ficción como herramienta para describir la condición humana, táctica que en realidad utilizan todos los grandes del género, que transportan al futuro obsesiones del presente. Así las cosas, el libro gustará a los incondicionales de la autora de "La hija del caníbal", pues aunque en principio tiene poco que ver con la mayoría de sus libros, describe a unos personajes bastante creíbles, como ha hecho a lo largo de su bibliografía. Destaca especialmente Bruna, a la que saca más tajada si cabe que en "Lágrimas en la lluvia", y también a su agobio por lo efímero de la existencia, ya que le faltan poco menos de cuatro años para que acaben sus diez años de obsolescencia programada, y el tiempo transcurre para ella tan rápidamente como para los humanos.

Los apasionados de este tipo de libros, quizás consideren que le falta base científica. Pero igualmente disfrutarán la trama de intriga, más compleja y quizás mejor resuelta que la de la primera entrega. Elementos como la privatización del aire, la teletransportación, etc., en realidad sólo sirven como ambientación. En realidad, "El peso del corazón" trata de temas muy universales como el paso del tiempo, y la dificultad para comprometerse cuando la relación tiene prefijada una caducidad. De forma secundaria también indaga en asuntos sociales como  los abusos de poder, el machismo, y la segregación social.
Independientemente de la temática, la autora madrileña escribe con su estilo espontáneo habitual, tan natural como fluido. Gracias a esto imprime bastante versomilitud a su mundo futurista.

Lo peor, un secundario tan prescindible como Bartolo, pues sirve como contrapunto humorístico pero resulta demasiado simplón. 

1 comentario:

  1. Oues a mi me está costando mucho acabarla. Me parece una novela muy mal escrita, con personajes muy pueriles (el sobón, etc) y una ciencia ficción que no es creible y muy poco trabajada por la autora.
    No sé por qué tiene tan buenas crñticas, imagino que porque la ha escrito una autora mediática pero para mi es una novela francamente mala

    ResponderEliminar